sábado, 8 de noviembre de 2008

Stop thinking!

Amo estar sola. Puedo escuchar música todo el día sin que nadie me apague los parlantes para poder mirar lo que sea que haya en la televisión en ese momento (por lo general lo que hay en TODO momento es un partido de fútbol que no necesita de audio para poder comprenderlo). Puedo hacerme la sorda cuando suena el teléfono y cuando tocan el timbre. Nadie interrumpe mis tiempos de estudio ni de pelotudeo ni de sueño.
Podría decirse que para mí estar sola en casa significa estar en paz. El problema es que hoy es una excepción y aquellos con los que me gustaría estar pasando el día no están disponibles.
No fue la mejor semana del año. En realidad el año entero no estuvo bueno y no puedo dejar de pensar en cuestiones que debería resolver como para que la balanza se equilibre un poco. Pero no estoy muy creativa y y las ideas que me rondan la cabeza, no son justamente alegres. Entonces trato de concentrarme en algo productivo como para evitar todas esas cuestiones en las que no tengo ganas de pensar. Agarro un libro y separo algunos de los apuntes de las dos pilas que hay sobre mi escritorio, pero es lo mismo que nada, no logro concentrarme. Cuando caigo en la cuenta de que después de dos horas frente al libro sólo avancé dos páginas, me digo a mi misma: "ok, pongo un poco de música y me preparo algo para comer así me despejo un rato"... vuelvo a los libros, pero no hay caso. Miro con ganas la caja de clonazepam sublingual por segunda vez en el día, pero lo esquivo. Parece que ése es el tema del día: esquivar... determinada gente, obligaciones, ideas...
Me doy por vencida con los libros y vuelvo a la música. Los que me conocen saben que cuando no estoy de buen humor no pongo música que se supone que tiene la virtud de cambiarnos el ánimo... porque si el objetivo del día es hundirme, entonces mejor volcar del todo mientras escucho a Fiona Apple golpear su piano o busco nuevos sonidos escondidos en "The Dark Side of The Moon" o en "The Fragile". Y cada vez miro con más ganas el blister de clona... porque no saben lo maravillosa que puede ser la calma instantánea que brinda...


Pink Floyd- "Brain Damage" "Eclipse"

D.

1 comentario:

lolo dijo...

Clona... Un mundo de sensaciones (espantosas, y maravillosamente atenuadas por el clonazepam...).
Ya sabés que no tengo experiencia con las sublin, tal vez algún día sucumbiré a sus poderes sedativos instantáneos.
Dejame lidiar con este mundo un tiempito más, y me lo voy a dar intratecal...

(Cualquier apología al uso de medicación psiquiátrica bien indicada por un especialista en el tema, ha sido bien entendida así. Y si no hubiera sido bien entendida, me chupa un huevo).